¿Qué son las líneas de vida?

Las líneas de vida para mantener intacta la seguridad de las personas son un sistema que protege a las mismas si se produce un accidente, evitando una caída desde una altura riesgosa, dicho sistema de protección está constituido por arneses y cuerdas que van enganchadas a la persona que se propone trabajar sobre las alturas.

Estas líneas de vida se pueden instalar sobre cualquier superficie, ya sean en paredes, techos o suelos y puede ser tanto de uso individual como de uso colectivo, resguardando la vida de varias personas a la vez y la instalación de la misma puede ser en ambientes horizontales o verticales, de manera temporal para un solo uso o permanente para trabajos que deban ser repetidos cada cierto tiempo y con materiales rígidos o flexibles, dependiendo de lo que se desee realizar con las líneas de vida.

El sistema de las líneas de vida se ha vuelto muy popular siendo la protección contra caídas por excelencia para preservar la seguridad de los trabajadores que constantemente permanecen sobre alturas de riesgo y que temen sufrir un accidente que les cueste la vida. Las líneas de vida están compuestas por un dispositivo que funciona como anclaje, el arnés que presiona el cuerpo y un sistema de conexión que une ambos dispositivos garantizando la seguridad de la persona en todo momento y que puede ser adaptado para subir y bajar verticalmente o desplazarse horizontalmente, algunas líneas de vida también posee un movimiento en ángulo, estas son llamadas oblicuas y permiten a los trabajadores llegar a sitios un poco intrincados.

Al usar las líneas de vida se evita un desplazamiento vertical no deseado al sufrir una caída o resbalarse de una saliente, ya que para poder moverse el trabajado deberá el mismo ir graduando la cantidad de cuerda que desea liberar o acortar, según sea la situación, y en una caída los seguros del anclaje se bloquean de manera que la cuerda no sea liberada sin el consentimiento del trabajador.

Las líneas de vida son un potente sistema de seguridad que no admite errores al producirse una caída puesto que el trabajador es asegurado por medio del anclaje a la cuerda permitiendo que el mismo sea rescatado y vuelto a colocar en su sitio luego de superar la situación sin mayores conflictos, además de que su instalación es fácil y sencilla, de manera permanente o temporal, dependiendo de los trabajos que se deban realizar en la zona donde se coloquen.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *