La respiración como alivio para la ansiedad

A través del tiempo se han demostrado varias técnicas para aliviar el estrés, la ansiedad y los miedos de manera eficaz, una de estas es la respiración diafragmática que en cuestión de minutos puede controlar cualquiera de estas afecciones que son generadas por motivos psicológicos gracias a la acción de impulsos internos o externos que sufren algunas personas y que los hacen sufrir de estrés ante una situación que los pone en tensión.

¿Por qué se generan estas afecciones?

La ansiedad y los miedos se derivan del estrés sufrido ante situaciones que las personas no pueden controlar debido a que se sienten superados por razones que solo ellos comprenden, tratar de entender por qué una persona sufre de ansiedad frente a una situación específica amerita el conocimiento de esa persona, saber sus miedos y preocupaciones, ya que no todas las personas responden igual a los mismos estímulos.

La principal causa viene dada por un cambio abrupto en el bienestar de una persona pero esto pude ser sufrido por dos tipos de situaciones, frente a una situación real que cambie la perspectiva de la persona, al verse superado por esta situación la persona puede comenzar a tener pensamientos o ideas negativas, derivando en ansiedad, sin embargo esta situación puede ser adaptada. También están las situaciones anticipadas, en este momento la persona se crea una idea precipitada de una situación que aun no ha ocurrido ni ha sido confirmada y la persona comienza a sentir estrés por la incertidumbre de no saber qué puede pasar.

¿Qué causa la ansiedad?

Si la persona que sufre de ansiedad se descuida y el estrés se vuelve excesivo, esta persona puede sufrir de ataques de pánico que pueden agravar mediante va aumentando el tiempo que se padecen, terminando en desesperación. Aparte de los ataques de pánico, se puede sufrir de falta de aire, temblores y taquicardia.

¿Qué evita la respiración diafragmática?

Principalmente alivia el estrés y la ansiedad sufrida después de una situación, su funcionamiento es a través de la respiración si un movimiento de hombros, llevando el aire a lo profundo del diafragma mientras se desplazan las costillas y se permite una mayor entrada de aire. Esto hace que la persona se relaje, piense con claridad y se concentre en hallar una respuesta a su situación. Con solo interiorizar esta técnica por unos minutos el resultado será la calma y se evita un ataque de pánico innecesario.

Todo esto es muy importante a la hora de saber cómo controlar la ansiedad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *