LA PROFESIÓN DE UNOS VERDADEROS GENIOS

Si eres como yo y te encantan las películas de animación muchas veces te preguntaras ¿quién el genio que pueda de lograr hacer cosas tan maravillosas con solo una computadora?

Y es que a la hora de realizar cualquier tipo de animación entran en juego diversos factores, pero increíblemente, todos son dominados por aquel que llamamos diseñador digital, este no solo se encarga de agregar efectos, sino que también es capaz de generar personajes y colocarle las características deseadas.

Este genio puede desarrollar proyectos tan sofisticados que incluso dentro de su formación esta la adaptación o creación de guiones para cortometrajes o largometrajes, de esta manera logra desarrollar acciones dentro de una línea de tiempo que son acordes con las exigencias de cada proyecto.

Estos filmes tan famosos como Wall-E, Coco, Toy Story etc. Están a cargo de un diseñador digital que se encarga de hacer que todo encaje perfectamente para lograr darle al espectador una gran experiencia no solo visual, sino auditiva; logrando de esta manera que se involucren todos los sentidos posibles para lograr una experiencia total.

Un diseñador digital debe ser minucioso en los detalles, es por ello que dentro de su formación cuenta con aspectos como la iluminación, la edición de sonido etc. Que le agregan realidad a cada una de las escenas que se agregan a determinado film, ya que estos son de gran importancia a la hora de hacer que el espectador logre asimilar lo que ve como un hecho posible dentro de su vida y así dar la impresión de que por un momento el mundo puede abrirse a otras posibilidades superiores.

Sin embargo el diseñador digital no solo se limita a los cortometrajes y largometrajes, este también puede dedicarse a otras especialidades, dado el inmenso rango de conocimientos que posee y puede utilizar para optimizar otros servicios que tienen igual importancia para otros productos.

Dentro de las otras actividades que puede realizar un artista de este tipo tenemos, la creación de prototipos en tercera dimensión, lo cual permite que determinados componentes o incluso partes del cuerpo humano puedan ser incorporadas al mundo físico por medio de la utilización de impresoras tridimensionales, dedicadas a este fin.

Incluso si adaptamos esto al ámbito educativo podemos darnos cuenta que estos profesionales son capaces de desarrollar aplicaciones o juegos para mejorar la atención de los mas pequeños dentro del ámbito educativo; haciendo más amigable dicho entorno.