Disfruta todas las Películas que quieras sin Salir de Casa

Hubo una época en la que la el consumo de películas piratas era un dolor de cabeza para la industria del cine; muchos usuarios debido a los altos costos e inconvenientes que implicaban el asistir a una sala de cine, para ver sus películas favoritas, optaban por adquirir películas piratas.

O acceder a sitios web de piratería para descargarlas, arriesgándose a descargar virus en sus computadores, todo con la finalidad de poder ver una película sin salir de casa y sin tener que pagar nada por ella.

Con el paso del tiempo se lograron reglamentar estas películas que se ofrecían de manera no autorizada, y actualmente es posible encontrar sitios totalmente legales que ofrecen una gran variedad de películas completas online.

Una gran ventaja para quienes después de una dura y ajetreada semana de trabajo, solo quieren quedarse en casa y relajarse el fin de semana; con las películas online no tienen que salir, hacer una fila para comprar boletos, buscar donde aparcar el coche y además comprar la comida.

Solo deben ingresar a la página web de su preferencia y elegir la película que quieren ver; y este sin duda será su mayor problema, elegir la película dentro de tantas opciones y títulos disponibles.

Un Cine en Casa

Si bien ambas opciones ofrecen un ambiente totalmente diferente, cada uno ofrece sus ventajas; en una sala de cine puedes tener una mejor experiencia visual y auditiva, ya que poseen pantallas mucho más grandes y sonidos más realistas, que hacen que el espectador se vea envuelto en la trama.

Sin embargo, también debes tener presente que tienes que compartir la sala de cine con muchas otras personas que también compraron boletos, y no siempre estas personas suelen ser buenos acompañantes, ya que interrumpen con sus constantes charlas o ruidos, y si llevan niños, estos terminan llorando.

Para ir a una sala de cine, debes vestirte adecuadamente, salir de casa, manejar el coche o tomar el transporte público para asistir puntual a la hora de la película; en casa tienes total libertad.

Puedes estar vestido cómodamente con lo que quieras, estar en medias o descalzo si así lo prefieres, no tienes horarios, ya que puedes ver la película a la hora que quieras y las veces que quieras.

Puedes pausar la película si necesitas pararte para ir al baño o buscar algo de comer en la cocina, mientras que en el cine si te paras en medio de la película, te perderás una parte de ella, ya que no es posible pausarla.