Método Entuba: reparar tuberías sin obras.

En casas, oficinas, edificios completos muy grandes, pequeños, empresas poderosas, obras públicas o en cualquier lugar. Los problemas con las tuberías están presentes en todos lados y pueden llegar a ser un dolor de cabeza muy fuerte para cualquiera.

Independientemente de cual sea la gravedad del asunto, son problemas que en algún momento todos hemos tenido. Uno de los inconvenientes más comunes puede ser que haya malos olores producto de desechar los restos de comida por las tuberías o, incluso, casos más preocupantes como tuberías obstruidas.

De cualquier manera, la urgencia es buscarle solución a la situación. El gran ‘’pero’’, es que no siempre hay tiempo de desarmar y reconstruir sistemas completos de tuberías para ello.

Para darle fin a este problema, existen expertos que realizan un trabajo impecable sin dejar rastros ni intervenir en las funciones diarias del lugar donde sea necesario reparar.

En este caso, el Método Entuba: reparar tuberías sin obras tiene como objetivo recuperar cualquier tipo de tubería de forma limpia, segura, en menos tiempo de lo acostumbrado y con precios más ajustados, todo esto gracias a que no se llevan a cabo ningún tipo de obras.

 

¿En qué consiste el Método Entuba?

Este es llevado a cabo en 4 pasos: inspección, limpieza, reconstrucción y finalización.

En primeras instancias, la inspección permite a los técnicos comprobar el estado de las tuberías y las fallas que puedan tener en cualquiera de sus tramos.

Seguidamente se procede a la limpieza, donde ocurre el afinamiento de las paredes de la estructura, la depuración y la purga y con ello, es posible avanzar a la siguiente fase.

En la reconstrucción inicia la instalación de una manga que aísla la tubería en la cara interna de forma hermética, lo que permite que ésta resista abrasiones o impactos en el tiempo.

Como cierre, se finaliza el trabajo revisando cada fase de la instalación y se comprueban los aislamientos para asegurar que sean impermeables ante cualquier flujo y la calidad del producto final.

Aspectos positivos del Método Entuba:

Es posible economizar los gastos, es un trabajo limpio, seguro, cómodo y por menor tiempo de lo que las compañías tradicionales acostumbran. El objetivo es claro y el resultado del trabajo: impecable.

En conclusión, el Método Entuba fue diseñado para la reparación de cualquier tipo de tubería en cualquier situación, siempre como profesionales y conocedores del tema. Hoteles, fincas, obras públicas y privadas, industrias ligeras y pesadas, entre otros, ya han sido partícipes de éste increíble método que continúa en ascendencia y no parará de mostrar un trabajo efectivo a toda su clientela.