Aún Quedan Estrenos por Disfrutar

Este año 2019 ha sido un gran año para la industria del cine, ya que le ha brindado a sus seguidores grandes estrenos, y a pesar de que ya ha pasado parte del año, aún quedan muchos estrenos por disfrutar en los meses venideros.

Quienes aman el cine, están a la espera de los tan deseados estrenos; películas de todos los géneros, para complacer a todos los gustos y para todas las edades; ideales para disfrutar en familia, como la película de Dora y la Ciudad Perdida.

Las películas son sin duda alguna, una de las formas de entretenimiento preferida por muchos, tienen un gran poder relajante sobre las personas, al terminar de ver una película, se tienen una sensación de relax, de felicidad, se tiene una nueva perspectiva de las cosas, un nuevo enfoque.

Y eso es lo que se espera de las películas que falta por ver este año, entre las que se tienen historias de terror, aventura, suspenso, acción y animación; y si eres una de esas personas que adoran la comodidad y tranquilidad que les brinda el hogar, no hay problema.

Ya que existen muchos sitios web que ofrecen las películas de estreno de manera online, así no tendrás que salir de casa.

De los Dibujos Animados a la Gran Pantalla

Basada en la popular serie animada para niños producida por Nickelodeon, llega a la gran pantalla del cine la película Dora y la Ciudad Perdida, su director James Bobin, trasladó la serie animada a un filme de aventuras juveniles.

Entre el elenco de actores tenemos a Isabela Moner, Eugenio Derbez, Eva Longoria, Michael Peña, Adriana Barraza, Jeff Wahlberg, Temuera Morrison, Nicholas Coombe, Danny Trejo y Madeleine Madden.

En el caso de la película, ya dora no es una pequeña niña de siete años, aquí se nos presenta como una joven que es interpretada por Isabela Moner, la serie educativa pasó a ser una película de aventuras y de acción.

Aunque al inicio de la película el director le da a la audiencia, un pequeño prólogo, en donde se muestra a la pequeña con sus amigos, entre los que destaca Diego, y su intenso afán por explorar y descubrir objetos y lugares perdidos, el cual lo heredó sin duda de sus padres que son arqueólogos.

De allí la historia da un brinco de 10 años, y comienza la historia de la adolescente Dora, que se ve envuelta en la búsqueda de una ciudad perdida que pertenecía a los Inca.