Como cuidar los amortiguadores del coche

Es importante que en tu vehículo los amortiguadores se encuentren en buen estado para que no tengas ningún tipo de daños en el sistema de suspensión. Para conseguir los mejores repuestos, te recomiendo visitar los desguaces todo terreno, porque allí encontrarás todo lo que necesitas para las reparaciones de tu coche.

Pero, puede que no sepas cómo ampliar al máximo la vida útil de tus amortiguadores y que así evites cualquier tipo de inconveniente. Por este motivo, hoy te he preparado este post, para que puedas aprender a cuidar tus amortiguadores y sacarles el mayor partido posible.

Consejos para el cuidado de los amortiguadores

El cuidado de los amortiguadores es algo vital para que puedas mantener un buen rendimiento en tu vehículo. Para cuidarlos de una forma correcta fíjate en los siguientes puntos:

Evita terrenos difíciles

Los terrenos que tienen muchas irregularidades suelen ser los que más afectarán a tus amortiguadores. Esto debido a que tendrán que trabajar mucho más para absorber el impacto de las vías y por consiguiente se producirá un mayor desgaste.

En todo caso, siempre será mejor conducir por vías que estén bien pavimentadas, porque así no desgastarás mucho tu vehículo. Si tienes que conducir por unas vías difíciles lo mejor será que conduzcas a la mínima velocidad posible para evitar daños en los amortiguadores.

Conduce con precaución

El tipo de conducción también será importante, en especial porque debes asegurarte de no conducir de una forma demasiado deportiva. Recuerda que, dependiendo del nivel de exigencia de la conducción será el desgaste que tendrán tus amortiguadores.

Por este motivo, es vital conducir con mucha precaución para evitar que estos se desgasten más de lo necesario. Asegúrate de frenar lo suficiente cuando tomes curvas, porque así evitarás que los amortiguadores tengan que hacer un esfuerzo demasiado grande para mantener la estabilidad.

Mantén una buena presión en los neumáticos

La presión de los neumáticos es fundamental, en especial porque debes asegurarte de que la presión de los mismos sea la óptima. Si la presión de los neumáticos no es buena, esto causará que el sistema de suspensión tenga que esforzarse más, lo que llevará a que se desgasten los amortiguadores.

Recuerda que, el sistema de frenado, el sistema de amortiguación y los neumáticos están completamente relacionados. Por este motivo, un fallo en cualquiera de los 3 podrá afectar negativamente a los demás. Así que, se aconseja estar llevando el coche al taller de una forma periódica.